Kimberly-Clark promueve el bienestar y desarrollo de las mujeres en el mundo

La compañía celebra a las 1.401 mujeres que trabajan en la región norte de Latinoamérica, en posiciones de alta gerencia, como líderesas de país, subregión, de planta, operarias, inspectoras de calidad y supervisoras de mantenimiento, entre otros puestos.

Foto: Kimberly-Clark.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, Kimberly-Clark busca promover la importancia de la participación de las mujeres en el entorno laboral, y hace un llamado a la sociedad para trabajar en conjunto a favor de sus derechos y lograr que sean reconocidas, celebradas y apoyadas en su desarrollo profesional y personal.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para 2019 más de 117 millones de mujeres formaban parte de la fuerza de trabajo en América Latina y El Caribe.

Esto representa la cifra más alta en la historia de la región en los últimos 50 años; la participación laboral femenina pasó de 20% a 65%.

Así se sustenta que el empoderamiento y la igualdad de género son clave para construir una sociedad más productiva, en donde los seres humanos pueden trabajar y desarrollarse en equidad en todos los ámbitos de la vida.

Empoderamiento femenino en el mundo laboral

Kimberly-Clark, desde su propósito de contribuir al bienestar de las personas en el mundo, está comprometida con la participación y la igualdad de género en el contexto laboral, haciendo de este un espacio de desarrollo, comodidad, seguridad y respeto.

De hecho, el papel de las mujeres en cada segmento de la compañía enriquece la diversidad de pensamiento y fortalece el trabajo en equipo.

Ejemplos de esto se pueden ver en áreas como Logística, donde las mujeres potencian la planeación, la organización y el desarrollo de proyectos relacionados con el talento humano; en el área de calidad demuestran mucha atención al detalle y permiten la identificación de “no conformidades” en los diferentes productos antes de salir al mercado; y, por último, en Seguridad Ocupacional, contar con miembros de todos los géneros aumenta el compañerismo y la gestión de cambio.

“Todas estas posibilidades han abierto las oportunidades de crecimiento dentro de la compañía, donde el desarrollo profesional es igualitario, y todos tienen las mismas oportunidades de ser considerados para nuevas posiciones.”

Adicionalmente se abren espacios de diálogo, para identificar y valorar las necesidades particulares que pueden tener las mujeres inmersas en la fuerza laboral, de esta forma en todos los niveles se vive la inclusión”, aseguró Gonzalo Uribe, vicepresidente para la región norte de Latinoamérica.

En la actualidad, en El Salvador trabajan 100 mujeres en roles administrativos, directivos y operativos. El promedio de edad de la fuerza laboral femenina ronda los 38 años.

Kimberly-Clark trabaja y celebra el empoderamiento femenino y el desarrollo de la mujer en cada ámbito, por esta razón, cree firmemente en las capacidades de cada una de ellas para cumplir sus metas profesionales y personales.

“Kimberly-Clark apoya la maternidad, a través de un programa de beneficios especiales para las mamás, ampliamos en 20 días su licencia o permiso para estar con su bebé.

Contamos con espacios cómodos para la lactancia, y en los viajes de trabajo se permite que vayan con un acompañante y su pequeño”, dijo Gonzalo Uribe, Vicepresidente para la región norte de Latinoamérica.

Opciones para compartir nuestro contenido
Publicidad