Justicia italiana confirma condena a exsacerdote de Legionarios de Cristo

La congregación pidió “perdón a quienes han sufrido algún abuso y por todo el dolor causado, sabiendo que esta petición de perdón nunca será suficiente para sanar las profundas heridas causadas”.

Por: ACI/Prensa/Foto referencial: Pixabay.

El fallo de la Segunda Sala del Tribunal de Apelaciones de Turín (Italia), emitido el 8 de enero de 2020, se refiere a las denuncias de abusos sexuales cometidos por Reséndiz Gutiérrez contra dos menores de edad en el seminario menor de la congregación en Gozzano, Novara (Italia).

En un comunicado remitido a ACI Prensa, los Legionarios de Cristo indicaron que la justicia italiana, que condenó a Reséndiz Gutiérrez en marzo de 2019 a siete años de prisión, “redujo la pena a seis años y seis meses de cárcel”, y precisó que “el proceso aún no ha concluido”.

Según los registros de los Legionarios de Cristo, el mexicano Reséndiz Gutiérrez “ingresó en el noviciado de la Congregación el 14 de septiembre de 1993. Hizo sus votos perpetuos en 2001 y fue ordenado sacerdote en 2006”.

“La primera denuncia de abuso sexual contra Vladimir Reséndiz fue recibida por un sacerdote de la Congregación el 6 de marzo de 2011. La acusación se refería a hechos ocurridos entre 2006 y 2008 en el seminario menor de la Congregación en Gozzano, Novara (Italia). En el momento de recibir esta denuncia Reséndiz estaba en Venezuela”.

Dos días después, señalan los Legionarios, “la noticia de esta denuncia llegó a la dirección general de la Congregación”.

“El 10 de marzo de 2011, Vladimir Reséndiz fue apartado de su ministerio en el seminario menor en Venezuela y del trabajo pastoral con menores”. Ocho días más tarde “fue retirado de todo ministerio sacerdotal activo después de ser interrogado por su superior religioso”.

Los Legionarios de Cristo presentaron el caso de Reséndiz Gutiérrez a la Congregación para la Doctrina de la Fe el 27 de junio de 2011, y en abril de 2013 el dicasterio del Vaticano decretó su pérdida del estado clerical. “Con esto dejó de ser miembro de la Legión de Cristo”, indicó la congregación religiosa.

Además del proceso penal por abuso de menores, Reséndiz Gutiérrez y otros miembros de los Legionarios de Cristo están acusados de extorsionar a la familia de una de las víctimas.

En su comunicado del 16 de noviembre de 2018 los Legionarios de Cristo pidieron “perdón a quienes han sufrido algún abuso y por todo el dolor causado, sabiendo que esta petición de perdón nunca será suficiente para sanar las profundas heridas causadas. Reconocemos que cualquier abuso por parte de un clérigo causa un grandísimo dolor a quien lo ha sufrido, a su familia y también a la Iglesia”, señalaron.

Opciones para compartir nuestro contenido