José Isidro Reyes, el salvadoreño que se hace un lugar en EUA, con canciones propias

Es un compatriota migrante que se radicó en suelo estadouni-dense en 1984. Su música ha sido parte de los repertorios en eventos importantes en la comunidad hispana.

Por: Rudy Alas.

Una historia de éxito marcada por el temple de un luchador y su hambre de triunfar en los escenarios define muy bien al salvadoreño José Isidro Reyes. Contar su vida nos remite a la de ese salvadoreño que un día partió de su tierra en busca de mejores condiciones vida.

Aunque hace años no tenía mucho, hoy ya tiene una vida hecha y su mejor aliento de vida ha sido su pasión por la música desde que tomó clases para perfeccionar su talento.

Es precisamente Estados Unidos donde se dio a conocer al crear temas musicales, representando a la cultura salvadoreña y ha plasmado los sentimientos que tocan a quienes escuchan sus canciones.

Su música ha sido parte de los repertorios en eventos importantes en la comunidad hispana.

“Yo empecé en Estados Unidos en el año de 1984 a recibir clases de vocalización, de guitarra…” asegura el artista nacional.

Como parte de su carrera artística, José Isidro Reyes ha marcado presencia en medios de comunicación internacionales, mismos que se han motivado por su historia personal al reflejar las vivencias de una persona inmigrante que hizo suyo el sueño americano.

Llegar a Estados Unidos no fue fácil, pero hoy es dueño de importantes restaurantes de gastronomía salvadoreña y mexicana, además de dedicarse a cantar.

“Estoy muy agradecido con Estados Unidos, agradecido también con la tierra que me vio nacer; por A o B razón uno tiene que salir de su tierra”, dice.

Así es José Isidro Reyes, de quien se presenta a continuación un recuento de sus principales canciones que ya suenan en eventos importantes y estaciones de radio.

“Qué Bonito El Salvador”

Refleja el sentimiento patriótico sobre su tierra y destaca parte importante de su país natal; junto a un equipo salvadoreño de producción grabó escenarios muy característicos y destinos que compatriotas en el exterior extrañan.

“El Parrandero”

Constituye otro de sus éxitos, con un ritmo muy pegajoso ha incitado a bailar a quienes lo siguen en sus presentaciones musicales. Habla de un personaje que se escapa durante las noches de parranda a disfrutar del baile.

“El baile de la batea”

Es sin duda uno de sus temas catalogados como pegajosos y su tercera producción, esta vez haciendo énfasis a la batea una herramienta de madera rectangular utilizada en la mayoría de los pueblos, para mesclar o hacer masa, o simplemente para lavar ropa.

“El abandonado”

Con este tema plasma el sentimiento que vive un hombre con el desamor de una mujer y el desinterés de una relación sentimental.

Opciones para compartir nuestro contenido