El jocote de Corona en la identidad cultural

Un parqueo albergará más de 40 buses en la entrada a San Blas, desde donde la asistencia podrá trasladarse en mototaxis para llegar a la sede del tradicional Festival del Jocote de Corona.

 

Fotos: ISTU/Periódico Equilibrium.

Hace nueve años la dulzura de la tierra manifestada en el jocote de Corona subió de las laderas a la cima del Cerro Verde, en Santa Ana, para hacer de esta fruta un atractivo turístico, económico y cultural.

Aquella vez, las autoridades del Instituto Salvadoreño de Turismo (ISTU) no imaginaron que lo que bien podría calificarse como un modesto Primer Festival del Jocote, sería superado en mucho dos años después, tras superar una baja significativa de visitantes, con relación a las más de 3,500 personas de 2009. En 2010 y 2011, las cifras bajaron a 2,100 y 2,300, respectivamente, pero en 2012, la cantidad de turistas sorpresivamente ascendió a más de 14,200 y, desde entonces se ha superado la cantidad hasta llegar en 2016 a más de 30,900.

La Directora Ejecutiva del ISTU, Dolores Henríquez, cree que ese año la visita andará por el mismo orden.

Ha crecido tanto la calidad del evento, que este año se ha confiado el patrocinio oficial al Centro Internacional de Ferias y Convenciones (Cifco), una institución que se especializa en la organización y montaje de eventos a nivel nacional e internacional, y se espera que el Noveno Festival del Jocote sea inaugurado por segunda ocasión por el Vicepresidente Oscar Ortiz.

Con el “Festival del Jocote Corona”, que este año como el anterior será de dos días a partir del sábado 14 de octubre, se busca preservar la identidad nacional, combinando el ecoturismo y la Fruticultura a través de este evento propio de la zona.

A partir de las 9:00 a.m. hasta las 5:00 p.m. (ambos días) las fincas El Pozo, Bethania, Batle, la Fe, Los Planes, Monte Bello y Guachoca, entre otras, se encargarán de servir para comensales más de 2.5 millones de jocotes.

Más de 10 mil familias de las comunidades aledañas al Cerro Verde, cantón Lomas de San Marcelino, Planes de la Laguna, Potrerillos, Palo de Campana, caserío los Arenales y El Congo, se han beneficiado directamente con estos nueve festivales, aseguran las autoridades del ISTU.

Opciones para compartir nuestro contenido