Británico gana campeonato mundial de barismo con café salvadoreño

El producto con el que el profesional se agenció el triunfo en Seúl es la parte de la primera cosecha que se sacó en El Salvador, de una montaña virgen cuyo cultivo de grano se inició en 2010.

Fotos: Periódico Equilibrium.

El grano producido en la finca Las Brumas, de Santa Ana sirvió para que un barista de origen británico ganara el campeonato internacional celebrado en Seúl, Corea del Sur.

La Asociación Cafetalera de El Salvador anunció este lunes que el pasado domingo el ciudadano Dale Harris que se desempeña como barista, ha ganado el campeonato internacional utilizando la variedad llamada “Kenia SL28”, el cual es producido en la Finca Las Brumas de Santa Ana, propiedad de Ernesto Menéndez.

Esta variedad es la primera cosecha que se extrae de la finca de Menéndez y por primera vez fue llevado como insumo para la competencia internacional de gran renombre que se desarrolló en Seúl y que finalizó el domingo en la capital surcoerana.

Asociación Cafetalera expresa reconocimiento al productor, Ernesto Menéndez.

Este triunfo no solo es del café producido en Santa Ana, sino de El Salvador, dijo el Presidente de la Asociación Cafetalera, Omar Flores.

En 2008 Menéndez ganó el premio de la Taza de la Excelencia, con la variedad de lavado Borbón natural, también producido en otra de sus fincas: La Ilusión. En 2011, Menéndez agregó otro premio a su exitosa industria en el campeonato mundial de barismo en Bogotá Colombia, en el que el barista salvadoreño, Alejandro Méndez utilizó otro grano producido en La Ilusión.

La Asociación Cafetalera de El Salvador ha hecho un reconocimiento a este nuevo triunfo de Menéndez y dijo que debe convertirse el mismo en una incentivo para el resto de productores para seguir esforzándose por mejorar la calidad de la producción de café en el país.

Ernesto Menéndez dijo que el microlote que utilizó Harris era un café proveniente de un área de una montaña que es virgen pues nunca había sido cultivada con ningún producto y en 2010-2011 se proyectó producir la variedad SL28 originaria de Kenia, África.

La producción fue difícil, pero se logró y su primera cosecha es la que ha dado esta satisfacción, tanto al productor como al ganador del campeonato de barismo.

Quién es Ernesto Menéndez

Representa la cuarta generación de su familia que cultiva café, lo que fácilmente podría significar unos 120 años de historia.

El tatarabuelo de los Menéndez inició el cultivo del café en el occidental departamento de Santa Ana, el siglo pasado; Menéndez apenas lleva 20 años de trabajo, luego que su padre, también caficultor, falleciera en 1995. Pero las últimas dos generaciones están por cumplir 100 años de tener esa industria que les ha dado tantas satisfacciones como la de proveerle trabajo a la población campesina que siempre está atenta a las cortas y otras actividades directas relacionadas con el cultivo.

Ernesto Menéndez habla sobre la primera cosecha de café Kenia que le dio el triunfo al ciudadano británico.

Incluso ahora se trasciende al ámbito urbano al abastecer a las cafeterías que atienden a esta población.

Lamenta que no sea el salario esperado para quienes recolecta, pero eso se debe a las dificultades que las personas productoras tienen.

Ernesto es un hombre católico que siempre da gracias a Dios por haberle permitido vincularse con este grano que, en sus palabras, lo lleva en la sangre; muestra humildad cuando habla con las demás personas y es muy persistente porque ama lo que hace.

El café hace una parte importante en la vida de su familia, literalmente; su hija, menor de edad, se toma tres tazas diarias. Desde sus doce años, cuando lo probó, ya no se deshizo de bebida.

De hecho cuando sus hijos van a estudiar para responder a sus exámenes, les hace beber una taza de café porque les ayuda a estar a la expectativa, y así rompe mitos que se tienen sobre el producto.

Ernesto ha bajado de 11 tazas diarias que tomaba cuando era catador; a cuatro o seis.

Opciones para compartir nuestro contenido