Incremento del Fodes no debe aprobarse, sugiere Fusades

El Fondo para el Desarrollo Económico y Social de los Municipios de El Salvador (FODES) está integrado por transferencias de recursos monetarios del presupuesto público, para impulsar el desarrollo económico y social; fue creado por ley en 19881.

Foto: Pixabay.

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) se ha mostrado en contra de la aprobación del incremento del Fodes, al menos en estos tiempos, porque si bien estos recursos tienen un objetivo de desarrollo local, es preferible evaluarla contando con los elementos de análisis que permitan adoptar una decisión que considere la eficiencia y eficacia del gasto público en su conjunto.

Las autoridades de este tanque de pensamiento dicen que hay al menos cinco razones por las cuales, en este momento, es inconveniente aumentar las transferencias de recursos a las municipalidades, entre las que resaltan las siguientes:

En principio, la deuda pública municipal se ha expandido significativamente, pues durante el último decenio se ha observado un incremento significativo de la deuda pública municipal, convirtiéndose en una fuente de vulnerabilidad para las finanzas del país.

Por ejemplo en 2011, arribó a US$302.3 millones y aumentó 46.5% interanual; en los años siguientes continuó expandiéndose, aunque a tasas menores, hasta alcanzar US$528.4 millones en 2018; desde 2016 el ritmo de crecimiento se desaceleró a tasas inferiores a 3% anual., explica Fusades.

En 2018, este endeudamiento fue cercano al 2.1% del PIB y en la mayoría de los casos, el servicio y la amortización del capital está estrechamente vinculado con la recepción de los fondos Fodes por parte de las municipalidades deudoras, ya que es usado como garantía, especialmente en aquellas en las cuales estos recursos son su fuente de fondos primordial.

Algunos estudios han señalado la necesidad de incluir mayores controles al endeudamiento público municipal.

Otro aspecto destacado por Fusades es el de las finanzas públicas deterioradas y sin margen de maniobra. Las finanzas públicas del país atraviesan un período de notable deterioro, la deuda pública ha crecido significativamente, alcanzó 71.6% del PIB en 2017 y cerca de 72% del PIB en 2018, explicada por el continuo déficit fiscal, el cual es resultado del aumento persistente de los gastos (principalmente corrientes), y aunque los ingresos también han aumentado, son insuficientes para cubrir las erogaciones de cada ejercicio fiscal.

Ante esta situación, es necesario continuar los esfuerzos de reordenar las finanzas públicas, efectuando un ajuste fiscal por el orden de 3 puntos del PIB, según la Ley de Responsabilidad Fiscal.

Dicho cuerpo legal también establece en su artículo 14, que toda reforma de ley u ordenamiento legal nuevo,

que implique erogación de recursos que requiera gasto corriente, deberá contemplar su correspondiente fuente de financiamiento; esta disposición no se estaría cumpliendo al incrementar el porcentaje al Fodes, ya que en la Asamblea Legislativa no se ha explicado el origen de los recursos para efectuarlo.

Desde esta perspectiva, si el país necesita continuar los esfuerzos de consolidación fiscal para que la deuda sea sostenible, y considerando lo estipulado en la citada Ley, no es procedente, en este momento, incrementar las transferencias al Fodes.

Entre las otras tres restantes razones, Fusades se refiere a la necesidad de revisar los criterios de asignación de los recursos Fodes entre municipios, porque la ley pertinente dice que las transferencias a los 262 municipios se realizarán bajo una fórmula que busca favorecer a los municipios con menor población, bajo criterios como el poblacional, , la equidad, la pobreza y la extensión territorial.

Esto lleva a Fusades a recomendar no aumentar el Fodes en este momento, hacer un estudio integral que evalúe los criterios de asignación y su funcionamiento para lograr un gasto eficiente y realizar cuanto antes el nuevo censo de población, ya que esta información es indispensable para asignar adecuadamente los recursos del Fodes, muchos de los cuales son destinados al gasto corriente.

Opciones para compartir nuestro contenido