Huertos familiares, modelos de sostenibilidad y seguridad alimentaria

Hay familias que han encontrado en los huertos caseros una manera de garantizar su seguridad alimentaria, generarse ingresos e integrarse como familias y comunidad, así responden al cambio climático.

 

Por: Susana Barrera.

La Fundación Círculo Solidario de El Salvador impulsa un proyecto de Agricultura Periurbana y, con ello, beneficia a un centenar de familias de Ciudad Arce, La Libertad, y Mejicanos, San Salvador, con el impulso de huertos caseros.

Este proyecto se impulsa desde enero 2019 con el apoyo de la cooperación internacional: Horizont 3000, Cooperación Austriaca para el Desarrollo y Bruder Und Schwester in Not.

Tiene como enfoque la agricultura sostenible, que significa cultivar de forma en que se preserve la salud de las personas y de la tierra por largo plazo, señalan representantes de la fundación, la cual incide con su trabajo en el país, desde hace 23 años.

Las familias han aprendido prácticas alternativas a las tradicionales, y aplican los principios ecológicos como rotación de cultivos, captación y uso racional del agua, labores de conservación del suelo y diversificación de cultivos.

También elaboran abono orgánico como composta, lombriabono y bocashi, manejo integrado de plagas y enfermedades, elaboración de fungicidas y repelentes; además de selección y conservación de semilla e integración de árboles a la parcela. Se trabaja con huertos familiares y gallinas ponedoras y, en ese marco, se les enseña el cuido del medio ambiente.

“Cosecho pepinos, cilantro, cebollín y hasta vendo porque no lo alcanzamos a consumir todo”, explica Gloria Nohemí Ramírez, beneficiaria del proyecto en Ciudad Arce.

“Nos ha cambiado la dieta y la economía, ahora ya no compramos las verduras y estamos seguros en casa de lo que consumismo” complementa José Alfaro, quien además afirma que han sido parte de jornadas de formación dedicadas al cuidado del medio ambiente.

Opciones para compartir nuestro contenido