Herramientas tecnológicas facilitan teletrabajo y horario flexible

La situación que vive el mundo hoy obligó a acelerar el proceso de transformación digital. El “home office” habría llegado para quedarse.

Foto: CCK.

Según la empresa de investigación Gartner, un 74% de compañías que participaron en una encuesta sobre el teletrabajo realizada el pasado 30 de marzo, manifestó que mantendrá el “home office” para algunos de sus colaboradores, una valiosa oportunidad para aquellas tareas donde no se depende del espacio físico para realizar las labores.

“En realidad esta crisis vino a acelerar un proceso que ya era una realidad, desde hace varios años, cuando los millennials se incorporaron al mercado laboral los líderes de las empresas nos encontramos con nuevas y diferentes necesidades, motivaciones y expectativas en este grupo de colaboradores. Nos enfrentamos a solicitudes como “me gustaría pasar más tiempo con mi familia” o “no quiero perder tanto tiempo en trasladarme de mi casa a la oficina”, esto motivó a algunas empresas a diseñar programas de teletrabajo y flexibilidad de horario”, asegura Marta Sigarán, Gerente País CCK El Salvador.

Sin embargo, el confinamiento obligatorio generó una fuerte presión para, definitivamente, llevar estas prácticas a una gran cantidad de empresas que, por alguna razón, aún no habían implementado medidas en esta línea. 

Beneficios del SmartWork

Con este escenario en mente, CCK lanzó el programa SmartWork, que ya tenía implementado en su propia operación y del cual han obtenido grandes beneficios tanto sus colaboradores, como la propia empresa.

Con el programa, las compañías cuentan con las herramientas necesarias para ofrecer teletrabajo y horarios flexibles de forma simultánea y, por otra parte, ofrece a los colaboradores bienestar y calidad de vida personal.

SmartWork cuenta con un software o herramienta tecnológica para el registro, administración y supervisión de las horas de trabajo de cada funcionario lo que le facilita a la empresa analizar, distribuir y priorizar la dedicación de tiempo de los colaboradores en las distintas labores.

El programa permite que el colaborador pueda definir su lugar de trabajo y distribuir su horario de forma que pueda atender algunas responsabilidades personales y, al mismo tiempo, organizar su tiempo laboral para cumplir con los objetivos y requerimientos de la empresa.

Además, está diseñado con base en la experiencia del propio programa que CCK impulsó hace tres años para sus colaboradores y que cubre los requerimientos tecnológicos, operativos, legales, de recursos humanos y comunicación interna, esta última muy necesaria para incentivar su adopción voluntaria.

“SmartWork me ha permitido balancear mi vida personal y profesional de una manera extraordinaria, y además ahorro tiempo y dinero en gasolina. Justo durante la pandemia, fue muy valioso el contar con una cultura de trabajo que me permitió adaptarme muy ágilmente a la necesidad del confinamiento total”, indicó Kelly Hernández, asistente administrativo CCK El Salvador.

Opciones para compartir nuestro contenido