Fusades insiste en ilegalidad del PGN 2017

Según esta institución las fallas y malas prácticas en la elabora-ción del Presupuesto General de la Nación (PGN), ha sido recurrente en los últimos diez años.

 

Foto: Periódico Equilibrium.

Particularmente el Presupuesto General de la Nación 2017 (PGN) ha sido atacado de ilegalidad, tanto por el partido ARENA como por Fusades.

Esta última institución, coincide con el principal partido de oposición en el sentido que dicha partida ha sido usualmente incompleta y desbalanceada, al no incluir todos los gastos previsibles y al sobreestimar los ingresos del Gobierno.

Las leyes del presupuesto que se han aprobado con estos vicios son contrarias a la Constitución, en cuanto vulneran sus principios de equilibrio, unidad, veracidad, y universalidad presupuestaria, reclama la fundación en su último informe el Departamento de Estudios Legales.

Esta vulneración, en la práctica, ha llevado a un desorden presupuestario que está impidiendo que el Estado cumpla sus atribuciones, afectando con ello la calidad de vida de los salvadoreños.

En septiembre de 2016, el Órgano Ejecutivo presentó a la Asamblea Legislativa un proyecto de PGN  con un faltante de aproximadamente US$705.1 millones, de acuerdo con los ingresos y gastos realmente esperados, incurriendo de nueva cuenta en el error de presentar presupuestos irreales, afirma el estudio.

Fusades sostiene que uno de los gastos previsibles con certeza que no se incluyó en el Presupuesto 2017 es la obligación que tiene el Estado de pagarles a los trabajadores del sistema de pensiones el capital e intereses por la compra obligatoria de Certificados de Inversión Previsional. Este desbalance causó que el 7 de abril de 2017, el Estado se viera imposibilitado a honrar dicha deuda, generando una situación de impago y mora con los trabajadores.
Los partidos, con excepción de ARENA y PDC, no lo creen así. Sostienen que la oposición de ARENA a la aprobación de préstamos para que el gobierno honrara ese compromiso, responde a una agenda política de cara a las elecciones presidenciales de 2019.

Retomando la posición de Fusades, esta fundación reclama que al 20 de abril, el Estado está en mora con los trabajadores por un monto de US$55.2 millones, dinero que no tiene, debido a que no fue incorporado en el presupuesto aprobado.

Opciones para compartir nuestro contenido