FGR reitera extradición de expresidente Funes y su familia

El exgobernante se defendió diciendo que la solicitud de la Fiscalía es una forma de querer superar el error de haber acusado sin fundamento al candidato presidencial del FMLN.

 

Foto: Periódico Equilibrium.

La solicitud de extradición del expresidente Mauricio Funes, por parte de la Fiscalía general de la República, se da en medio de una serie de hechos que ponen a esta institución en una situación de críticas y alabanzas de parte de los sectores ideológicamente opuestos.

Una de las primeras reacciones al respecto la planteó Funes en sus redes sociales destacando que tras percatarse de haber mentido en torno al supuesto desvío a favor de la campana presidencial del FMLN de $10 millones, de $38 millones donados por Taiwán en 2014, al Fiscal General Douglas Meléndez no le queda opción más que hacer publicidad de un trámite (su extradición) que no puede efectuar el juez 5º de Instrucción de San Salvador.

Funes, quien se encuentra asilado en Nicaragua, junto a su compañera de vida Ada Mitchell Guzmán y sus dos hijos mayores Diego Roberto y Carlos Mauricio, es solicitado por la Fiscalía por supuestos actos de peculado y lavado de dinero por $350 millones.

Antes de la solicitud de extradición, Meléndez había expresado en un medio local de televisión que se investigaba al candidato presidencial del FMLN, Hugo Martínez, por haberse desviado esos fondos donados, desde la Cancillería.

El gobierno de Taiwán, mediante un comunicado firmado por su entonces Embajador Andrea Lee, explicó en 2014 que los fondos donados por su país fueron utilizados por el gobierno de Funes para apoyar al programa Ciudad Mujer, al fortalecimiento de la seguridad presidencial y a la “comunicación logros presidenciales”,   lo cual fue auditado por el gobierno taiwanés, que se declaró satisfecho por el uso de esos fondos.

El caso de presunto desvío de fondos de parte de a administración Funes, ha sido utilizado por los oponentes políticos electorales para fortalecer una campaña presidencial que oficialmente no ha comenzado, ha sugerido Funes en sus redes sociales.

La solicitud

El pasado 12 de septiembre, la Fiscalía presentó una solicitud de extradición de Funes y su grupo familiar, pero fue un día después que la FGR anunció esa acción judicial.

Las autoridades fiscales justifican la solicitud, destacando que Funes sería autor directo de los delitos de peculado por $350 millones, lavado de dinero y activos y caso especial de lavado de dinero y activos.

Su compañera de Vida y sus hijos serían considerados actores directos del lavado de dinero y activos, razón por la cual ha reiterado la petición ante el Juzgado Quinto de Instrucción de San Salvador, cuyo titular Sidney Blanco, acaba de asumir luego de permanecer por nueve años en la Sala de lo Constitucional, donde consideró que el expresidente Mauricio Funes se habría enriquecido ilícitamente.

Es por esta última razón que la parte defensora de algunos imputados han pedido que el juez sea recusado; Blanco ha dicho que no considera que por ello ponga en riesgo su imparcialidad a la hora de conocer este caso de lavado de dinero y peculado, pero que serán las autoridades superiores las que deben decidir al respecto.

Sobre Funes y su familia pesan órdenes de detención giradas por el Juzgado Quinto de Paz, de San Salvador, desde junio de 2018, donde se presentó el requerimiento fiscal y en el cual se presentó la primera solicitud de extradición.

Opciones para compartir nuestro contenido
Publicidad