Estados Unidos no renovará el TPS para comunidad salvadoreña, pero da un plazo de transición

El TPS no va más, pero Estados Unidos ha dado un plazo de 18 meses que se vencen el 9 de septiembre de 2019, para que se resuelva la situación de unos 195 mil compatriotas.

Foto: Cancillería/Periódico Equilibrium.

El gobierno del presidente Donald Trump anunciaría este lunes su decisión de cancelar el Estatus de Protección Temporal (TPS) para los salvadoreños, según informaron medios estadounidenses, dijo en su emisión de este lunes la Voz de los Estados Unidos de América (VOA).

Mientras tanto, en El Salvador, la Cancillería ha confirmado la cancelación del TPS que afectará a alrededor de 200 mil personas que han vivido en Estados Unidos amparados por el beneficio migratorio desde 2001, pero advirtió que al mismo tiempo se ha dado una prórroga del TPS para septiembre de 2019 lo que representa una posibilidad que en este tiempo se pueda buscar la mejor salida para evitar que las personas afectadas sean deportadas.

Lo que le espera a esta comunidad de migrantes, es volver voluntariamente a su país o esperar la deportación, en un plazo que se vence en septiembre de 2019, a no ser que, como lo han sugerido las autoridades pertinentes de Estados Unidos, encuentren alguna salida legal en ese período.

Congresistas de Estados Unidos se han comunicado con la Cancillería en El Salvador para expresar su compromiso de buscar una legislación, que permita a la comunidad salvadoreña encontrar una solución permanente favorable en estos 18 meses, que se han dado como especie de transición para no causar un impacto inmediato negativo al país.

La Embajadora de Estados Unidos, Jean Manes dijo que se trabajará en El Salvador para encontrarle una salida a esta situación que ahora enfrenta El Salvador por esta decisión de Estados Unidos.

La realidad que se ha generado alrededor de muchas personas que llegaron a Estados Unidos bajo el amparo del TPS es que hay un arraigo familiar lo cual puede ser utilizado para iniciar un proceso de solución a su estado ilegal en aquel país.

En El Salvador, la conmoción ha sido evidente y, a nivel político, la oposición responsabiliza al gobierno de Salvador Sánchez Cerén y al partido oficial FMLN, por sus vínculos con gobiernos como Venezuela o dictaduras de América Latina, como lo sugirió el Diputado René Portillo Cuadra, en una entrevista que le hizo la radio YSKL.

 

Opciones para compartir nuestro contenido