Entregan “Medalla de la Protección Civil”

Roldán Amaya, con su trayectoria de 40 años de servicio humanitario a través de Cruz Roja Salvadoreña, el bombero Ricardo Alfredo González Martínez, quien rescató durante un incendio al joven Juan Carlos Velásquez, el Observador Local de la Cuenca del Río Jiboa, José Arnulfo Recinos Vásquez, rescatista destacado durante emergencias derivadas de la Baja Presión E96 y Tormenta Tropical IDA en 2009.

Todos ellos y otros más, se hicieron acreedores de la medalla que otorga el Sistema Nacional de Protección Civil. Detrás de esos héroes hay grandes historias.

Servir a los demás es lo que más aman, pero lo que más los hace sobresalir es su entrega total por el prójimo que sufre.

Este jueves, El Ministro de Gobernación, Ernesto Zelayandia, el Director General de Protección Civil y Secretario para Asuntos de la Vulnerabilidad, Jorge Meléndez y el Ministro de la Defensa General, Atilio Benítez Parada, presidieron el acto de entrega  de la condecoración.

Los funcionarios salieron de sus oficinas para encararse con los que a diario tiene como único instrumento de trabajo la voluntad de ayudar, sin sueldos onerosos, sin visibilización durante la mayor parte del tiempo, pero siempre dispuestos aunque no tengan una oficina con aire acondicionado, ni personal  ni vehículos a granel a su disposición.

Desde hoy, las medallas cuelgan de sus cuellos, mientras su entrega cuelga de su corazón. “Medalla de la Protección Civil”, llegó  en buena hora para quienes  han salvado numerosas vidas, poniendo en riesgo la suya.

Este es un reconocimiento, dijo Zelayandía,  “para aquellos héroes anónimos que han demostrado tener la valentía, entrega y espíritu se servicio para salvar la vida de otros, demostrando a la población la calidad y sensibilidad humana con que cuentan sin interés de obtener una recompensa. La dignidad de sus acciones son un ejemplo sobre la capacidad que tenemos para construir un país más seguro, orientado a prevenir los desastres y evitar los riesgos”.

Y Meléndez, agregó que “es imperativo que al interior del Sistema Nacional de Protección Civil exista un reconocimiento del merito y la perseverancia en la protección de los derechos fundamentales individuales de las personas que se encuentran en situaciones de riesgo, para aquellas personas que forman parte del Sistema Nacional de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres que en el afán del cumplimiento del deber hayan realizado actos merecedores de tal distinción”.

Otros condecorados son el docente del Centro Escolar “Walter Thilo Deninger” de Cojutepeque Tomás Alfredo Gavidia por ser Voluntario y Fundador de la Seccional de Cruz Roja de Cojutepeque en 1978, además de buscar, evacuar y rescatar víctimas durante emergencias; el enfermero en evacuaciones aeromédicas Roberto Moris Contreras por participar como rescatista y evacuaciones aeromédicas y en la atención del terremoto de 1986 y el accidente aéreo de Aviateca, Huracán Mitch y Tormenta IDA.

La Directora del Centro Escolar Comunidad Rural Sitio del Niño de San Juan Opico María de los Ángeles de Pacheco por su destacada labor humanitaria para darle atención a la comunidad rural Sitio del Niño de San Juan Opico contaminada por plomo, así como al Grupo de Jóvenes de la Comisión Comunal de Protección Civil del Cantón El Zapotal del Municipio de Ojos de Agua de Chalatenango por su trabajo en la reducción de los riesgos de dicha zona y su actitud de servicio durante la Tormenta Agatha.

Los agentes Julio César López y Williams Baltazar Mendoza por rescatar a una persona que se ahogaba en la corriente del río que cruza el pasaje El Arenal de la Colonia Santo Domingo del Municipio de San Marcos y el Jefe Departamental del Cuerpo de Salvavidas de San Salvador Héctor Antonio López Ascencio por 27 años de servicio activo en Cruz Roja.

Opciones para compartir nuestro contenido