Engañaron a las autoridades haciéndoles creer que eran pandilleros “retirados”

Mientras pudieron, algunos de 13 miembros de un grupo criminal se hicieron pasar como “retirados” del crimen organizado; solo era treta para extorsionar.

Foto: FGR/Periódico Equilibrium.

Tras ser descubiertos e investigados, la Fiscalía General de la República determinó ante un tribunal de justicia que 13 personas, algunas que ya guardan prisión son responsables del delito de extorsión, mismo que era ordenado desde algunas celdas en diversas cárceles del país.

El juez de la causa así lo certificó y luego de las respectivas audiencias ha dictado una severa sentencia: hasta 290 años de castigo a quienes intentaron jugar con el sistema de justicia.

Otras penas fueron más benevolentes: 10 o 20 años, pero el resto era de 40 a más.

“La Fiscalía General de la República (FGR), logró probar que los autodenominados “retirados”, dirigieron y cometieron los hechos desde un centro penitenciario del país”, ha confirmado la FGR en un comunicado.

Las extorsiones las dirigieron, principalmente, desde la Penitenciaría Occidental, con sede en Santa Ana, según la Unidad Fiscal Especializada Antiextorsiones.

Uno de los fiscales del caso ha dicho que “hemos demostrado que a las víctimas las obligaron a hacer depósitos a varias cuentas bancarias; sin embargo, mediante diferentes técnicas especiales de investigación, logramos establecer quién era el extorsionista que dirigía la estructura, y quienes eran los que facilitaron sus cuentas”.

La investigación inició el 25 de enero de 2016, cuando una víctima con régimen de protección clave 1695, denunció que le estaban exigiendo la cantidad de $30,000.00, pero después de una negociación lograron acordar el pago de $500 y $800 semanales, cantidades que fueron depositadas en diferentes cuentas bancarias.

Otras víctimas fueron amenazadas mediante llamadas telefónicas, desde diferentes lugares del país: San Francisco Gotera, Morazán; San Pedro Perulapán, Cuscatlán y varios municipios de San Salvador.

La Fiscalía Antiextorsiones detalló la participación delictiva y penas aplicadas:

Mario Ernesto González Rodríguez, “Crazy”, interno en la Penitenciaria Occidental, condenado a la pena de 280 años de prisión por 14 casos de extorsión y 10 años por el delito de Proposición y Conspiración en delito de Homicidio, siendo en total 290 años de prisión.

Krisia Jazmín Romero, compañera de vida de Mario Ernesto González, quien proporcionaba a los sujetos detenido en el centro penal información de las víctima, como número de teléfono y mostraba fotografías de las mismas, condenada a 100 años de prisión.

Yaritza Carolina Rodríguez Escobar, titular de una cuenta en banco Azteca en donde se realizaban los depósitos por parte de las víctimas por exigencias de los extorsionistas, pena de 120 años; Willian Jeovanny Letona Morales , “Eslipy Liro One, Cuchara o Smaylin”, extorsionista interno la Penitenciaria Occidental, pena de 20 años; Henry Enmanuel Velasquez Rodriguez, “Liro Smaylyn”, extorsionista interno la Penitenciaria Occidental, pena de 40 años.

Óscar Geovanni Alfaro Martínez, “Rosado”, extorsionista interno en la Penitenciaria Occidental, pena de 40 años; Álvaro Ernesto Lemus, “Happy”, extorsionista interno en la Penitenciaria Occidental, pena de 40 años; Melvin Neftalí Pérez Molina, pena de 20 años; y Jonathan Geovani González Rodríguez, condenado a la pena de 40 años de prisión.

Evelin Ester Valladares Méndez, condenada a la pena de 20 años; Jessica Vanessa Benítez Velásquez, pena de 10 años; Sandra Suyen Rodríguez De Velásquez, pena de 10 años; y Víctor Ricardo Molina García, pena de 30 años.

Opciones para compartir nuestro contenido