Empresario premiado por Forbes pide despolarización política

José Jorge Zablah Touché recibió el Premio Forbes a la Excelencia Empresarial y cree que despolarizar al país ayudará a encontrar el desarrollo que merece.

 

Foto: Periódico Equilibrium.

La prestigiosa revista especializada de economía Forbes, entregó al empresario Jorge Zablah un importante reconocimiento, momento que fue aprovechado por el salvadoreño para plantear ideas que pueden hacer de El Salador un país próspero.

Pero esto pasa por la eliminación de la polarización política que lo divide, fenómeno que se visibilidad en todos los sectores y espacios sociales.

Con estabilidad política, planificación de país a mediano plazo, crecimiento económico y el espíritu laborioso del pueblo, se puede lograr el desarrollo que se desea, reflexionó el empresario.

Zablah dice que en El Salvador, y en general en la región, podría apostarse a tener un gobierno pequeño pero fuerte capaz de ser un regulador activo e importante en todo y concentrar sus esfuerzos en una mejor educación, seguridad, medio ambiente y economía.

Basado en que el nivel de ingreso del país ha crecido substancialmente en los últimos años y que al existir mayor crecimiento económico estos ingresos pueden crecer, es posible no crear nuevos impuestos ni subir los actuales.

Pero esta benevolencia económica prevista debe complementarse con acciones como la de compensar bien al personal público de acuerdo con sus responsabilidades, impulsar la cero tolerancia a la corrupción y combatirla venga de donde venga, indistintamente de la posición política o económica de quienes se han aprovechado indebidamente de los recursos del Estado.

También propone, velar porque prevalezca el Estado de Derecho, promover una reforma burocrática en la que prevalezca la meritocracia y el deseo de servir a la población, promover y premiar la eficiencia y agilizar los trámites en todas las áreas.

En ese sentido, a juicio de Zablah, la educación debe ser priorizada como el vehículo más importante de potenciación del desarrollo económico y social, para lo cual se deben convertir los colegios en 100 por ciento bilingües, insistir en formación de valores mediante las materias de ética, moral y cívica como parte del curriculum escolar y fomentarse los deportes desde temprana edad como complemento educativo.

En el campo de la salud se debe hacer un esfuerzo en prevención antes que en corrección y destinar un presupuesto que permita una atención de calidad en hospitales y clínicas.

En materia de seguridad, Zablah propone recuperar los territorios con una policía más eficaz y entrenada, complementada por la Policía Municipal para que esta última tenga mayor responsabilidad en el control de tráfico, parqueos y seguridad en las ciudades, pues estos últimos aspectos le corresponden a los gobiernos locales.

A ello se debe sumar una reformar a la ley para que personas con delitos menores no vayan a la cárcel y sean controladas con brazaletes electrónicos, que salgan de las cárceles las personas mayores que hayan cometido delitos menores y jóvenes responsables de delitos menores vayan a centros de rehabilitación y no a las prisiones.

En lo económico, el empresario galardonado plantea los asocios públicos privados como entes primordiales en los temas de inversión para proyectos de infraestructura, que se promueva la Bolsa de Valores para crecimiento de empresas por la emisión de acciones y que el método de inversión en acciones genere oportunidad a personas y se robustezca el fondo de pensiones como lo hacen otros países.

Finalmente, en materia de medio ambiente, Zablah cree que es posible crear sistemas especiales de recolección de agua lluvia para evitar que esta se vaya al mar y sea aprovechada por personas productoras agrícolas, para tener al menos tres cosechas al año.

Valoró que el proyecto de ley de a zonas económicas especiales que el gobierno ha plantado recientemente, pudiese ser positivo pero depende de detalles importantes que aún no se conocen.

A su juicio, se debe hacer énfasis en el Puerto de La Unión para que el país defienda los derechos en el Golfo de Fonseca y del mar territorial, que es cuatro veces más grande que el terreno físico del país.

Opciones para compartir nuestro contenido