El Salvador rechaza violencia de EUA y México contra migrantes

Se ha pedido a las personas adultas responsables de la niñez que no la expongan a riesgos de su vida, integridad y seguridad al intentar cruzar de manera irregular.

 

Foto referencial: DGME/Periódico Equilibrium.

Los hechos violentos en la frontera al norte de la ciudad de Tijuana, en México, contra una caravana de migrantes fueron rechazados por el gobierno de El Salvador.

Según la Cancillería salvadoreña hay preocupación por estos acontecimientos y llamó a las autoridades mexicanas y estadounidenses, a mantener su compromiso de respeto a los derechos humanos de la población migrante, que intenta cruzar hacia el norte en ese punto de la frontera.

Ese compromiso se puede privilegiar impulsando mecanismos de diálogo a fin de encontrar alternativas frente a esta situación, así como al permitir que las instituciones correspondientes apliquen el debido proceso legal.

Aunque se sabe que la migración en esas condiciones no es legal, El Salvador cree que “ninguna circunstancia justifica la utilización de la fuerza contra los migrantes, particularmente, en el caso de mujeres, niños y niñas”.

Tras fijar su posición al respecto, el gobierno salvadoreño ha pedido a instancias internacionales, principalmente a la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), para que en coordinación con las autoridades mexicanas y la red consular salvadoreña, se eleve la atención a la población más vulnerable, en especial a la niñez.

Opciones para compartir nuestro contenido