El Salvador cosecha agua gracias al apoyo de Francia

Las familias beneficiadas residen en lugares remotos y pobres, donde ANDA y Fisdl no tienen previsto intervenir. El Embajador francés, David Izzo y el Presidente de Fonaes, Carlos Cotto, presiden el evento de informe de resultados.

Foto: Periódico Equilibrium.

Desde hace 15 años, con el apoyo de Francia, El Salvador ha cosechado agua para favorecer a las comunidades más vulnerables que no cuentan con un sistema de agua potable para el consumo.

De este esfuerzo se encarga el Fondo Ambiental de El Salvador (Fonaes) a través del programa Techo y Agua financiado por el canje de deuda firmado entre ambos países, el cual ha permitido invertir $11.9 millones, desde 2004.

Desde ese año, hasta 2019, más de 6 mil 200 familias han sido beneficiadas con el programa, además de la población escolar de 393 escuelas. El apoyo de Francia ha terminado y se buscará un nuevo financiamiento para continuar con este beneficio.

Esta iniciativa ofrece una solución a bajo costo a las familias pobres para aprovisionarse de agua a través de un sistema de captación y aprovechamiento de aguas lluvias para su consumo.

Este sistema es importante en un país donde el agua escasea pues la precipitación anual en 2017, por ejemplo fue de 1,778 mm. Con la captación, mediante dos tanques de alta densidad de 5 mts. cúbicos, Fonaes garantiza la calidad de agua recolectada, para aumentar la accesibilidad al líquido.

Tras finalizar este programa y sobre el cual Fonaes rindió un informe de resultados el pasado 19 de marzo, se ha dotado al país de 5,915 sistemas individuales, 16 colectivos y 31 sistemas de saneamiento básico, lo cual representa un ahorro anual de $1.1 millones en compra de agua a las comunidades beneficiadas.

Opciones para compartir nuestro contenido