El hombre blanco llegó a la luna, gracias a tres mujeres negras

En 1969, cuando fue lanzado el Apolo 11, las mujeres negras que colaboraban con la NASA iban a los servicios sanitarios ubicados a un km. de las oficinas, por discrimina-ción.

Foto: Afroféminas.

El pasado 20 de julio el mundo, sobre todo el occidental, celebró los 50 años de la llegada del hombre a La Luna, una hazaña en la que poco o nada se dice de las tres mujeres negras que estuvieron detrás de un trabajo que permitió este hecho.

“Nosotras felicitamos a tres mujeres negras que lo hicieron posible”, dice la cuenta en Twitter Afroféminas (@Afrofeminas) que cuenta además, cómo Katherine G. Johnson, Dorothy Vaughan y Mary Jackson, fueron fundamentales para la carrera espacial de Estados Unidos, cumpliendo un papel imprescindible en las misiones de Apollo, Mercury y la llegada del hombre blanco a la Luna.

“En esa época los protocolos no permitían mujeres, y menos aún negras, en las reuniones del equipo de estudio y lanzamiento de cohetes. Hoy es un día para felicitarlas también a ellas que hicieron posible ese gran paso para la humanidad”, reflexiona este grupo de mujeres en su cuenta.

La película “Figuras ocultas”, basada en el libro de Margot Lee Shetterly, ayudó a sacar del anonimato a estas tres mujeres: Katherine Johnson (Taraji  P. Henson), matemática quien calculó las trayectorias de las misiones espaciales Mercury y el vuelo del Apolo 11; Dorothy Vaughan (Octavia Spencer) quien fue la supervisora de IBM en la NASA; y Mary Jackson (Janelle Monáe), la primera mujer ingeniera aeroespacial afroamericana de Estados Unidos.

En aquella época, 1969, cuando fue lanzado el Apolo 11, las mujeres negras que colaboraban con la NASA eran discriminadas al grado que los servicios sanitarios que usaban estaban a un kilómetro de distancia con relación al de empleados blancos.

Opciones para compartir nuestro contenido