El consumo del tabaco genera enormes pérdidas económicas y sociales

Según FOSALUD 1,624 personas mueren anualmente por el consumo del tabaco en El Salvador. El 78% de las muertes son ocasionadas por el consumo directo y el 22% por la exposición al humo de tabaco.

Foto: Periódico Equilibrium.

El Fondo Solidario para la Salud (FOSALUD) presentó este 12 de febrero los resultados de dos investigaciones que buscan fortalecer el control del tabaco en a la población

Los datos de Fosalud apuntan que el consumo del tabaco le cuesta a la economía del país $263.6 millones en pérdidas económicas, lo que equivale aproximadamente al 1% del PIB.

La primera investigación denominada “Publicidad y Exhibición en Puntos de Venta de Productos de Tabaco”, reveló que la exhibición de productos de tabaco se ha convertido en la principal estrategia de publicidad parte de los comerciantes.

Al menos 9 de cada 10 establecimientos (91%) exhibe cigarrillos, y en su mayoría, estos se exhiben cerca de las cajas registradoras, lo cual permite un alto impacto en la decisión de compra.

Por otro parte, la segunda investigación, “Advertencias Sanitarias y Empaquetado Neutro de Productos de Tabaco”, reveló la efectividad en las advertencias sanitarias al estimular sensaciones negativas en la población.

Los resultados muestran que las advertencias sanitarias en el empaquetado aumentaron la intención de dejar de fumar, principalmente en los adolescentes y jóvenes.

De acuerdo con la Directora Ejecutiva de FOSALUD, Verónica Villalta, la información de ambas investigaciones permitirá al país tener evidencia científica para impulsar la reforma a la Ley para el Control del Tabaco; y mencionó que, a partir de los estudios, Fosalud recomendará la implantación del empaquetado neutro en el país y la prohibición de publicidad y exhibición de productos de tabaco en puntos de venta.

La iniciativa busca prevenir el uso de técnicas de diseño que implementan las empresas que incentivan el consumo, aumentando la eficiencia de las advertencias sanitarias.

Según los funcionarios de la Institución intensificar las políticas existentes e implementar nuevas medidas pueden lograr disminuir la prevalencia del consumo de tabaco en el país y generar ganancias económicas y de salud adicionales en El Salvador.

Opciones para compartir nuestro contenido