Dramática comparación de NASA sobre islas afectadas por Irma

Tres imágenes de islas del Caribe, británicas y estadouni-denses to-madas por satélites de la NASA, muestran el antes y después del paso del huracán por El Caribe.

Fotos: NASA.

La Agencia Aeroespacial de Estados Unidos (NASA) reveló este martes imágenes que comparan dramáticamente el estado de varias islas que fueron devastadas por el huracán Irma el pasado 6 de septiembre.

El huracán Irma revolvió el Océano Atlántico en septiembre de 2017, golpeando varias islas del Caribe antes de pasar a los Cayos de la Florida y a Estados Unidos, dice un artículo publicado por la NASA al mostrar las imágenes tomadas por el satélite Landsat 8 entre el 25 de agosto y el 10 de septiembre, antes y después del paso del huracán de categoría cinco.

Las imágenes de color natural (foto principal), capturadas por el Operational Land Imager (OLI), muestran algunos de los efectos de Irma en las Islas Vírgenes británicas y estadounidenses.

El cambio más obvio generalizado del paisaje, en color dorado se debe a una serie de posibles razones: la exuberante vegetación tropical puede ser arrancada por los fuertes vientos de una tormenta o el agua salina azotada por el huracán puede cubrir y disecar las hojas mientras están todavía en los árboles.

Islas Virgin Gorda

En el caso de la isla de Virgin Gorda se aprecia una mejor idea de los cambios, dice el reporte científico.

Se observa en la fotografía satelital cómo parte de la vegetación en el sur y oeste de la isla es un poco más verde, probablemente porque estaba parcialmente protegido de los vientos por las colinas en el centro.

Las diferencias en el color del océano probablemente provienen de las diferencias en la superficie del mismo; las superficies más ásperas dispersan más luz, y parecen más brillantes y más claras.

Barbuda y Antigua

La destrucción también es claramente visible en Barbuda. Esta pequeña isla en el Caribe oriental fue golpeada directamente por la tormenta de categoría 5 a principios del 6 de septiembre.

La imagen de la izquierda muestra Barbuda el 21 de agosto de 2017; la de la derecha muestra el paisaje devastado el 8 de septiembre.

Por el contrario, la vegetación en Antigua parece relativamente sana e intacta ya que el centro de la tormenta pasó hacia el norte, por lo cual la isla sufrió menos daño.

Opciones para compartir nuestro contenido