DPLF propone recomendaciones para perfil del nuevo Fiscal General en El Salvador

Un informe contiene también recomenda-ciones específicas referidas a la posibilidad de reelección del Fiscal General, prevista en el ordenamiento jurídico salvadoreño.

 

Por: DPLF.

La Fundación para el Debido Proceso (DPLF) ha advertido que en El Salvador hay ausencia de regulación específica para la elección del Fiscal General de la República.

Ni la Constitución, ni la legislación orgánica, ni tampoco la reglamentación interna aplicable, parecen haberle prestado demasiada importancia a esta designación, al punto que se le exige el mismo perfil que para ser magistrado de segunda instancia, agrega la fundación.

Tomando en cuenta que la Fiscalía tiene una deuda histórica con los casos del pasado y la dimensión de una corrupción transversal que toca, por lo menos, a dos gestiones presidenciales, esta falencia contrasta con la realidad.

“Una persona incapaz, o que tenga vínculos con grupos de poder político o económico, e incluso con el crimen organizado, podría comportarse como un administrador de la impunidad, y eventualmente, utilizar la persecución penal para fines alejados de la defensa del interés de la sociedad”.

Pero la DPLF también destaca la violencia en razón del género, la criminalización de las mujeres y la política de “mano dura” para mantener la seguridad ciudadana, como otras realidades que representan un desafío en la elección de la nueva autoridad.

Por ello presenta un análisis técnico del procedimiento para elegir al Fiscal General, sobre la base de los estándares internacionales respecto de la elección de altas autoridades de justicia y sobre la autonomía de los fiscales y las fiscalías.

En términos generales, “como punto de partida, siendo el cargo de Fiscal General el más alto en una institución del sistema de justicia, debe satisfacer, como mínimo, los estándares internacionales aplicables a la elección de sus altas autoridades”, se recomienda aplicar la transparencia, la publicidad, la elección en base al mérito y las capacidades, la participación de la sociedad civil y el respeto del principio de igualdad y no discriminación

Opciones para compartir nuestro contenido