Dos incendios en San Salvador y Santa Tecla causan fuertes daños materiales

Al final, el Cuerpo de Bomberos concluyó en que las investiga-ciones revelaron que el fuego se originó en un CPU sobreca-lentado que se encontraba en un maletín, en el caso Cifco.

 

Foto: CRS/Periódico Equilibrium.

El Cuerpo de Bomberos de El Salvador acudió a sofocar un incendio en el Pabellón 4 del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (Cifco) en la madrugada del sábado, en donde el fuego destruyó computadoras y escáneres que el TSE utilizaría en el proceso de transmisión de votos.

El otro siniestro registrado en la tarde del mismo día en Santa Tecla, consumió en su totalidad una bodega donde se guardaban diversos productos.

En el primer caso, las autoridades del TSE dijeron que no se afectó el simulacro de transmisión que se efectuó este domingo 6 de enero, aunque algunas críticas realizadas al ente colegiado, reflejan que el caso no debe tomarse a la ligera porque se trata de equipo importante para el proceso electoral.

Algunas personas en las redes sociales insinuaron que se trata de maniobras “extrañas” que afectarían el resultado de las elecciones. Solo el FMLN se pronunció como partido para que se esclarezca el origen del incendio en el Cifco.

Tras un extraño silencio institucional de parte del Cuerpo de Bomberos, en el que responsables de as redes sociales del mismo se dedicaron a responder cada crítica por no divulgar imágenes ni mayor información como suele hacerlo en otros casos, las autoridades desmintieron que se les haya ordenado no dar declaraciones a los medios como se denunció.

Al final, el Cuerpo de Bomberos concluyó en que las investigaciones revelaron que el fuego se originó en un CPU sobrecalentado que se encontraba en un maletín.

En el segundo caso se informó que no se registraron daños humanos directamente relacionados con el fuego, pero sí hubo una persona que sufrió un paro cardíaco debido a la impresión que se le causó el siniestro, según fuentes municipales.

Por otra parte, uno de los bomberos que participó en la extinción del fuego, habría sufrido una cortadura en una de sus manos, pero fue atendido por unidades de Cruz Roja Salvadoreña.

En este hecho se habrían registrado pérdidas por medio millón de dólares, según las primeras estimaciones.

Opciones para compartir nuestro contenido