Desarrollo incompleto del feto causa el 50 por ciento de prematurez

21 prematurez

Bajo el lema “Abrazar es incluir”, la Alianza Neonatal de El Salvador y otras instituciones conmemoran la semana de la Prematurez en El Salvador, del 17 al 23 de noviembre. Por segundo año consecutivo se hizo esta actividad.

Foto: Ministerio de Salud.

 

Desde el 1 de enero al 31 de octubre de 2014, el 73% de mortinatos en el país pesó menos de 2,500 gramos. San Salvador, Santa Ana, Sonsonate, Usulután y San Miguel son los que registran mayor número de casos. El 44% del total fueron del sexo femenino y el 54% de casos proviene del área rural.

Esa es la realidad de la prematurez en El Salvador, donde el 29 % de mortalidad en menores de 5 años tiene esa causa. La inmaturidad extrema (desarrollo incompleto del feto) es casi el 50% de toda la prematurez, señalaron autoridades del sistema de Salud que este viernes presentaron una investigación sobre dicho fenémeno.

El pasado 17 de noviembre, día en que se recuerda esta situación a nivel internacional, el Ministerio de Salud (Minsal) inició en el Hospital San Rafael un acto para concretizar a la población sobre la importancia de prevenir y atender a la niñez prematura.

Este viernes, diversas entidades complementaron la conmemoración mediante un foro donde se presentaron los resultados preliminares de la investigación impulsada por la Ministra de Salud, Dra. Violeta Menjívar.

Se trata del perfil de la niñez prematura en El Salvador para comparar los hallazgos con los parámetros internacionales relacionados. “Nacer demasiado pronto” se llama el documento basado en una investigación realizoada en 28 maternidades de la red pública de hospitales del Minsal y en siete maternidades del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

Fueron los propios padres y madres quienes aportaron importante evidencia para elaborar el perfil de prematurez en El Salvador.

Pero el foro también sirvió para promover los derechos del bebé prematuro y sus familias como son los derechos de la mujer al control del embarazo; del bebé a nacer y recibir atención en un lugar adecuado; a recibir atención adecuada a sus necesidades, considerando sus semanas de gestación, su peso y características particulares; a recibir cuidados de enfermería de alta calidad, orientados a proteger su desarrollo y centrados en la familia; y a recibir alimentación con leche materna, entre otros.

Opciones para compartir nuestro contenido