De refugiado agredido a invitado del Santiago Bernabéu

osama refugiado

Un sueño hecho realidad es lo que describe la emoción del refugiado sirio, Osama Abdul Mohsen y sus hijos Zaid y Mohammed, quienes llegaron a España luego de que Osama recibiera una patada de una reportera húngara.

Con texto y foto de elconfindencial.com.

INTERNACIONAL. «El Real Madrid es mi equipo y el de toda mi familia», aseguró a los medios del club el refugiado sirio. «Es un sueño hecho realidad. Estoy muy agradecido con el recibimiento del presidente. En Siria soñábamos con ver un partido del Real Madrid y ahora se hará realidad. Estoy muy feliz», añadió.

Osama y sus hijos bajaron al césped y a los vestuarios acompañados de una institución madridista como Emilio Butragueño, actual director de relaciones institucionales. El pequeño Zaid se fotografió junto a la taquilla de su ídolo, el portugués Cristiano Ronaldo.

El viernes por la mañana, llegó el momento más especial para esta familia. Osama y sus hijos saludaron a Benítez, al cuerpo técnico y a la plantilla minutos antes de la última sesión previa al partido ante el Granada. El pequeño Zaid conoció así a su ídolo, Cristiano Ronaldo, con el que se fotografió sobre el césped

Este sábado estuvieron en el Santiago Bernabéu, en el juego del Real Madrid contra el Granada, mismo que ganaron los locales con un gol de Karim Benzemá pero la afición blanca terminó pitando contra su equipo.

El club blanco se solidarizó desde el primer momento con los refugiados acogidos por España y, con este fin, el pasado 5 de septiembre comunicó la donación de un millón de euros.

Osama llegó el miércoles a la capital de España tras aceptar una oferta de trabajo de la escuela nacional de entrenadores de fútbol (CENAFE) en Getafe. Aceptó la invitación del Real Madrid para conocer al presidente Florentino Pérez y ver de cerca las diez Copas de Europa así como todos los trofeos del club.

Lea el artículo original aquí.

Opciones para compartir nuestro contenido