COVID-19 y Diabetes: lo que usted tiene que saber

Couple hugging

Es muy importante que las personas diabéticas trabajen para mantener la enfermedad bajo control, evitar las subidas y bajas anormales de la glucosa en sangre, un estilo de vida saludable y una medicación que cumpla con los objetivos terapéuticos.

Foto: Cortesía.

Control glicémico y una buena nutrición son factores esenciales para apoyar a las personas que viven con diabetes.

La COVID-19 es una enfermedad sobre la cual estamos aprendiendo en la medida que la conocemos. Profesionales de la salud han avanzado rápidamente para poder brindar las mejores formas de cuidar de sus pacientes.

Lo que se ha observado es que, entre quienes son infectados con el virus que presentan enfermedades subyacentes, podrían tener una evolución más complicada, como las personas con diabetes.

Esto no quiere decir que todas las personas con diabetes tengan una mayor susceptibilidad de contraer o padecer la enfermedad en sus manifestaciones más peligrosas de manera uniforme. Una persona con diabetes controlada y con complicaciones no avanzadas, disminuye estos riesgos de manera considerable. 

La dieta adecuada es uno de los factores más importantes para poder mantener la enfermedad bajo control y hoy hay muchas alternativas que le pueden ayudar a lograrlo.

La Dra. Yumaira Chacón, Gerente Médico para Abbott en El Salvador, explica que “apoyar a las personas a lograr un buen control glicémico puede ayudar a mejorar los resultados” y añade que “la terapia nutricional puede desempeñar un papel clave para ayudar a las personas con diabetes a controlar su condición, mejorar el control glicémico y mejorar los resultados de salud”.

Prevalencia e impacto de la Diabetes y la COVID-19

Es un hecho que todas las personas tienen la susceptibilidad en contraer la infección por COVID-19. Igualmente, se debe trabajar antes de padecer la infección para que sus efectos sean los menores posibles.

Es necesario hacer ejercicio, comer bien, cuidarse para evitar el contagio, tener hábitos de vida saludables, y tratar de controlar las afecciones padecidas. Específicamente en la persona con diabetes, el control de la glicemia debe ser una prioridad.

Entre las personas hospitalizadas, la hiperglicemia está asociada a efectos adversos y a una mala evolución. Por este motivo, los profesionales de la salud tienen como objetivo terapéutico el control de la glicemia en el paciente hospitalizado y en la Unidad de Cuidados Intensivos.

La nutrición en el manejo de la diabetes

La nutrición es un componente vital para ayudar a las personas a controlar su diabetes, lograr el control glicémico y mejorar los resultados de salud ante una infección, enfermedad o trauma.

Es común que una persona con diabetes que padezca una infección como la COVID-19, pierda el control de la diabetes y requiera de una atención en la que se incluye, si está indicado, productos de nutrición especializado para personas diabéticas y de esta manera lograr una nutrición adecuada y al mismo tiempo, ayudar a controlar la hiperglicemia. Las fórmulas específicas para la diabetes proporcionan nutrientes clave y beneficios para la salud, como:

Carbohidratos de digestión lenta con un bajo índice glicémico que pueden ayudar a minimizar el efecto sobre los niveles de azúcar en la sangre.

Ácidos grasos monoinsaturados que pueden reemplazar las grasas saturadas y apoyar los niveles de lípidos como el colesterol.

Prebióticos y fibra dietética que promueven la salud intestinal y mejoran los niveles de colesterol.

Proteínas de alta calidad y otros nutrientes para el sistema inmunológico, incluidos los antioxidantes (vitaminas C, E, selenio), vitamina D, vitamina A y zinc.

He aquí algunas recomendaciones que podrían ayudarlo a controlar su glicemia:

Lo primero es que se debe evitar a toda costa el ayuno prolongado y siempre debe tener a la mano alimentos o productos nutricionales para consumirlos a la hora establecida en sus rutinas.

Evitar el consumo de alimentos que suben la glicemia, usar alimentos con bajo índice glicémico y aprender a comer de acuerdo con su condición.

El ejercicio aumenta los requerimientos nutricionales y debe tener las opciones más saludables para suplir sus necesidades. Y tener disponible alimentos o productos saludables si puede prever que no va a poder tomar sus alimentos en el tiempo que acostumbra, entre otras.

Opciones para compartir nuestro contenido