Con canje de deuda, Francia apoya programa Techo y agua, de Fonaes

Según la Alianza del Milenio para el Agua (MWA, siglas en inglés) el 43.25% de las escuelas públicas de la zona rural de El Salvador no cuenta con acceso seguro a agua potable.

 

Foto: Fonaes/Periódico Equilibrium.

Dos Convenios de Financiamiento Techo y Agua, fase 2017, fueron firmados este martes para beneficiar a comunidades menos favorecidas en El Salvador.

Ante la apremiante situación hídrica que vive El Salvador, lo cual no permite, entre otras cosas, atender a sectores importantes como el escolar, el Fondo Ambiental de El Salvador (Fonaes) y autoridades locales de Chalatenango firmaron los instrumentos para construir dos Unidades Ejecutoras para la captación de agua lluvia.

Para desarrollar el programa Techo y agua, se han destinado $87,675.03 para la construcción de 30 sistemas de captación de agua lluvia, en el departamento de Chalatenango, gracias a la cooperación francesa a través del Fondo Franco Salvadoreño.

Techo y Agua surge como una respuesta de Fonaes para atender comunidades donde ni la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) ni el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (Fisdl) trabajan o tienen previsto intervenir. Desde hace 14 años, el FONAES ha invertido $11.9 millones en 217 proyectos, que significan 5,807 sistemas individuales y escolares de captación de agua lluvia, 16 colectivos y 31 de saneamiento.

Estos sistemas han permitido “cosechar” 147,406 metros cúbicos de agua, que significan un ahorro de más de $1.5 millones anuales a las comunidades.

La fase 2017 del Programa Techo y Agua preveía atender 100 centros escolares del departamento de Chalatenango, pero se ha superado el número en 11, gracias al aporte del gobierno de Francia de $ 300 mil dólares.

El proyecto se desarrollará en los municipios de Chalatenango, San Ignacio, La Palma, Tejutla, Citalá, Nueva Concepción, La Reina y Agua Caliente.

Opciones para compartir nuestro contenido
Publicidad