Comunidades del Bajo Lempa, MAG y MARN analizan impactos del cultivo de caña de azúcar

Con el sector cañero ya se habló sobre la urgencia de fomentar la zafra verde y usar biofer-tilizantes en sustitución de los madurantes utilizados en las fumigaciones aéreas.

 

Foto: Periódico Equilibrium.

Las juntas directivas de 22 comunidades rurales del municipio de Tecoluca, San Vicente, y autoridades de Agricultura y Ganadería y de Medio Ambiente analizan los impactos del cultivo de caña de azúcar en esa zona del país, donde habitan más de 6 mil personas.

Esta población enfrenta daños colaterales ocasionados por dicho cultivo, como deforestación, daños del suelo por quemas indiscriminadas, disminución y contaminación de mantos acuíferos y perjuicios al ecosistema en general, dicen los liderazgos de dichas comunidades.

Representantes de las comunidades propusieron a los funcionarios trabajar conjuntamente con el fin de ordenar y regular el cultivo de la caña de azúcar en la zona, fomentando las buenas prácticas agrícolas sin menoscabo de la agroindustria azucarera, que dinamiza la economía y genera empleo en el país.

Para ello se formará un equipo de trabajo multisectorial y desde esta instancia “el trabajo abordará de manera integral la situación, para buscar sustentabilidad en la comunidad y, fundamentalmente, resarcir los daños que ha ocasionado al medio ambiente el cultivo intensivo de la caña de azúcar”, declaró el Viceministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Ángel Ibarra.

“No se trata de prohibir el cultivo de la caña de azúcar, sino, de buscar alternativas para el desarrollo sostenible y reducir los impactos negativos en los ecosistemas y las comunidades”, ha advertido por su parte el Viceministra de Agircultura, Hugo Flores.

Opciones para compartir nuestro contenido