Comunidad se suma a manejo de residuos sólidos en Tasajera

El Complejo Jaltepeque y su bosque de mangle cumple una función muy importante, pues constituye una barrera de protección natural ante los efectos del cambio climático.

 

Foto: MARN/Periódico Equilibrium.

Con el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) habitantes de las dos comunidades de la isla Tasajera, en el sitio Ramsar Complejo Jaltepeque trabajan para hacer un plan de manejo de desechos sólidos.

La falta del servicio de recolección municipal de residuos es una situación que ha provocado la acumulación de desechos en la isla y, en el peor de los casos, la queman.

Con apenas tres kilómetros cuadrados de superficie y localizada entre la desembocadura del río Lempa y la bocana del Cordoncillo, los vecinos de las comunidades San Rafael Tasajera y La Colorada reconocen que es necesario buscar alternativas que impacten positivamente al medio ambiente.

Silvia Calderón, técnica del MARN, considera que el problema ambiental es serio y un poco más complejo que en otros lugares porque se trata de una isla y el transporte de estos residuos es complicado.

Por ello, propone buscar alternativas a corto y mediano plazo; se espera que en este aporte participen la Alcaldía de San Luis La Herradura, las Asociaciones de Desarrollo Comunales de San Rafael Tasajera y La Colorada, la Red de Observadores Locales Ambientales (ROLA) y Cendepesca.

Rodeada por las aguas del Estero de Jaltepeque y las del océano Pacífico, Tasajera representa gran importancia además por ser parte del sitio Ramsar Complejo Jaltepeque, el segundo bosque salobre más importante del país y una de las localidades costeras donde los principales rubros de desarrollo son la pesca y el turismo.

Este humedal reviste importancia internacional, porque “brinda una cantidad de servicios ecosistémicos muy grandes, tiene presencia de manglar, es una bocana, tiene influencia de estero, tiene influencia de mar; entonces, la biodiversidad es amplia y la biodiversidad se ve altamente afectada por los desechos sólidos”, destacó Georgina Mariona, de Humedales del MARN; no obstante el bosque de mangle es sometido a tala y quema, lo cual deteriora el hábitat de la diversidad de especies importantes para los ecosistemas.

Deterioro

Las casi 500 familias que habitan la zona enfrentan un grave problema. La mayoría se dedica a la pesca, pero en los manglares ya no se encuentran especies grades como hace unos años.

De ahí la preocupación compartida de encontrar soluciones que no generen un problema extra.

El MARN desarrolla un proyecto de educación ambiental en San Luis La Herradura, mismo que incluirá a Tasajera para fomentar la cultura de buenas prácticas ambientales, en especial con el tema de manejo de desechos sólido.

Opciones para compartir nuestro contenido