Colonia Zacamil, Capital de la Cultura por un día

Durante este sábado, se realizó una presentación de expresiones artísticas que van desde las artesanías hasta la presentación de obras de teatro, algo que sería una constante en este territorio.

Fotos: Periódico Equilibrium.

Este sábado se realizó en la colonia Zacamil, de Mejicanos, municipio del norte de San Salvador, el II Encuentro Nacional de Casas de la Cultura, lo cual convirtió a esta populosa colonia en la Capital de la Cultura por un día.

En palabras del Alcalde de la localidad, Simón Paz, este evento es el inicio de una serie de actividades culturales que se vienen en este municipio en las próximas semanas como parte del rescate de los espacios públicos en el marco de la prevención de la violencia.

Autoridades locales y visitantes.

En este segundo encuentro nacional se presentaron diversas expresiones artísticas y culturales de diferentes lugares del país y asís se profundiza en el conocimiento de dichas expresiones y se potencia la convivencia ciudadana, dice el funcionario municipal.

Así se le da vida a los espacios porque la juventud necesita este tipo de atención para su desarrollo integral.

En los espacios recuperados se desarrollarán las tardes culturales, como una iniciativa propia de las autoridades locales, así se espera que el próximo fin de semana se lleven diferentes presentaciones frente al mercado Zacamil.

El tigre y el venado

Danza del tigre y el venado.

Mercedes de Guerrero, es la Directora de la Casa de la Cultura de San Juan Nonualco; llegó acompañada un grupo de niños que representaron a la vieja, el viejo, el venado y el tigre en la denominada Danza del Tigre y el Venado.

Lo que ahora es una tradición que identifica a San Juan Nonualco, se supone que nace de una historia real originada allá por los años 1,800 cuando en esa zona del país la exuberante vegetación permitía que vivieran en la misma pocas personas en sus ranchos y abundantes venados y hasta tigres.

Cuenta la historia, que en una ocación cuando la vieja y el viejo fueron a cazar un venado para alimentarse, acompañados de dos perros, en su regreso se encontraron con un feroz tigre.

Mercedes de Guerrero, Directora Casa de la Cultura San Juan Nonualco.

Asustados subieron a un árbol mientras el animal intentaba alcanzarlos para devorarlos.

En su angustia, empezaron a orar y pedirle al Señor de la Caridad que los amparara y los librara del tigre. En los momentos en que oraban por su vida aparecieron dos cazadores que, según la fe de la pareja, fueron enviados por el Señor de la Caridad, acabaron con el tigre esos cazadores.

Así, cada 3 de mayo San Juan Nonualco celebra al Señor de la Caridad, como una promesa y un agradecimiento.

Por ello del uno al 3 de mayo, sale el tigre y el venado a bailar al son del tambor. Los abuelos dicen que sí es cierto lo que le ocurrió a la pareja; ahora tanto niñez como personas adultas mayores, danzan al compás del tigre y el venado, gracias al impulso de una mayordomía creada para tal ocasión.

La Chicha

Chicha Los Chachos, de Cuyultitán

Unos hermanos gemelos tuvieron la idea de comercializar chicha de arroz desde Cuyultitán, en La Paz. Por ello, el nombre de su pequeña empresa hace alusión a su condición de gemelos, cuenta Bernardino Albiñana: Chicha los Chachos.

Una bebida fresca de agradable sabor, hace a quienes asisten al evento a hacer una estación casi obligada en el canopy que alberga a Albiñana y a su bebida.

La chicha ahora se comercializa abiertamente; hace décadas, esta bebida era prohibida en El Salvador, “quizás porque no pagaban impuestos”, dice Albiñana al referirse a que, actualmente, muchos microempresarios trabajan formalmente y pagan al fisco.

Si usted viaja a Cuyultitán, a lo mejor degustar esta bebida sea parte de su obligación como turista, porque así apoya lo propio del país y ayuda a desarrollarse a las personas que emprenden un negocio como este.

Opciones para compartir nuestro contenido