Cofundador de WikiLeaks fue detenido tras perder asilo que le otorgó Ecuador

La Asociación Latinoameri-cana de Comu-nicación y Educación Popular (ALER) rechazó la detención del periodista australiano por conside-rarla violadora de la libre expresión y pidió que sea liberado.

 

 

Foto: Wikipedia.

LONDRES. El cocreador de WikiLeaks, el periodista Julian Assange, fue detenido el jueves en el interior de la Embajada de Ecuador, en Londres, luego que el gobierno ecuatoriano le retirara la protección que le otorgó la Administración de Rafael Correa, en 2012.

Estados Unidos había pedido la extradición de Assange, porque la justicia de ese país lo considera responsable de la divulgación de cientos de documentos clasificados del Departamento de Estado.

Sin embargo, el retiro de la protección diplomática no tendría, en apariencia, nada que ver con las acusaciones de Estados Unidos y su interés por extraditar al hacker, sino por el giro político de Ecuador que se inició con el triunfo de Lenin Moreno y las discrepancias con su antecesor Rafael Correa, de quien fue mano derecha.

Además, WikiLeaks publicó información que afectan al Presidente Moreno, aunque el gobierno considera que las mismas no son relevantes y no prueban nada.

Desde el momento de su detención, Assange ha permanecido en prisión y así permanecerá mientras se procesa su extradición.

Posición de ALER

Pocas voces se han alzado a favor de Assange. La Asociación Latinoamericana de Comunicación y Educación Popular (ALER) rechazó la detención del periodista australiano.

“ALER, como coordinadora continental de medios comunitarios, alternativos y populares, que defiende y promueve el derecho a la comunicación- condena la detención de Assange, pues ésta constituye un flagrante atropello contra la libertad de expresión y acceso a la información de la población mundial”, escribió entre otras cosas el Presidente de la asociación, Leonel Herrera Lemus.

Para ALER, estas acciones representan una clara violación de los Tratados Internacionales sobre expresión e información, asilo político y detenciones arbitrarias.

Según Herrera, el rol jugado por Assange y WikiLeaks, en la publicación de información sensible sobre la política global y las relaciones internacionales, es una contribución a la transparencia y la democracia mundial y, por eso mismo, exigió su inmediata liberación.

Opciones para compartir nuestro contenido