CCJ invade justicia salvadoreña dice la Sala de lo Constitucional

Sala de lo Constitucional tiene competencia para invalidar con carácter general y obligatorio, disposiciones jurídicas o actos de aplicación directa de la Constitución, cuando produzcan una infracción de trascendencia constitucional.

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador, resolvió este lunes que la actuación de la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ) es inaplicable en El Salvador, porque la misma «representa una invasión indebida en la justicia constitucional del Estado salvadoreño.»

Es por esta razón que los intentos de suspender los efectos de la declaratoria de inconstitucionalidad de la elección de los magistrados de la CSJ  en 2006 y 2012, es lesiva al ordenamiento constitucional «por haber ejercido competencias que no le han sido cedidas por medio del Estatuto que la rige, con base en el artículo 89 de la Constitución», dice parte de la resolución.

La mañana de este martes, el Presidente de la Sala de lo Constitucional y de la Corte Suprema de Justicia, Belarmino Jaime, reiteró que a la Asamblea Legislativa no le queda otra opción que acatar el fallo de la Sala. Jaime partici en un evento en el mismo hotel capitalino donde también se encontraba Sigfrido Reyes, en calidad de Presidente de la Asamblea Legislativa, quien no quiso dar declaraciones a la prensa.

«Cumplir», así de sencillo. Eso le corresponde a los diputados y si no lo hacen, «será responsabilidad de ellos cualquier decisión que tomen», advirtió Jaime.

Para explicar la resolución, los magistrados de la Sala dijeron que los argumentos plasmados se fundamenta en que la CCJ se excedió en las facultades que establece su régimen jurídico y las que la Constitución salvadoreña le ha otorgado en el proceso de integración centroamericana, pues no le corresponde a esta instancia la revisión de las decisiones emitidas por la Sala, ya que esta es la última instancia en materia constitucional.

Igual posición asumió la Fundación para el Desarrollo Económico y Social de El Salvador (FUSADES), la cual, mediante un análisis divulgado en los medios de comunicación nacionales, señala que la Sala es la máxima instancia en materia constitucional en el país y nada puede estar por encima de ella.

Mientras tanto, la Sala estableció que la CCJ puede conocer de aspectos referidos exclusivamente a la integración centroamericana, y esta potestad emana, en lo que se refiere al Estado salvadoreño, del artículo 89 de la Constitución. Por tanto, la competencia de la CCJ se refiere a conflictos y diferencias interpretativas relacionadas con el Derecho de Integración Centroamericano–la integración humana, económica, social y cultural– y no incluye la facultad de “revisar” las sentencias pronunciadas por esa Sala en un proceso de inconstitucionalidad.

Como fundamento de lo anterior, la Sala señala en su resolución que –tal y como se ha señalado en reiterados pronunciamientos– esta es la única instancia jurisdiccional que puede ejercer la competencia establecida en el artículo 183 de la Constitución, tanto en el ámbito interno como internacional, en este último caso cuando los efectos de los actos o decisiones tengan incidencia en El Salvador.

En consecuencia, la Sala establece que la CCJ no puede erigirse como un tribunal superior en materia constitucional con la pretendida facultad de anular sentencias constitucionales o suspender su ejecución mediante medidas cautelares, ya que ello representaría una flagrante violación a la Constitución de El Salvador, por lo que la Sala inaplica la resolución de las seis horas y veinte minutos de la tarde del día veintiuno del presente mes.

Opciones para compartir nuestro contenido