Bibliotecarios, fuente directa de divulgación de información

El Día del Bibliotecario Salvadoreño fue declarado cada 25 de mayo, por medio de Decreto Legislativo n.° 217, en 1983.

El pasado 25 de mayo, El Salvador celebró el Día del Bibliotecario, profesión que es destacada en el Decreto pertinente, porque quienes la ejercen son considerados agentes directso de la divulgación de la información.

“Dentro de su lugar de trabajo es un centro vivo de difusión de la cultura y el pilar donde se apoya la educación formal”, dice el Decreto.

Milton Josué Martínez, director de la Biblioteca Pública David Granadino, en Santa Ana, señala que todo bibliotecario que tiene vocación busca, lee, investiga, innova y es creativo para facilitar al usuario oportunamente la información que se le requiere.

Y es que ser bibliotecario es tener una de las profesiones más privilegiadas, porque difunde nada más y nada menos que cultura a través de los libros, periódicos, revistas, documentos y otros soportes de información, complementa.

En algunas bibliotecas públicas como la de Usulután, Patricia Martínez, su Directora ha trascendido institucionalmente hasta la comunidad, para satisfacer sus necesidades en cuanto a educación y desarrollo cultural, dice.

También ha impulsado espacios de descentralización con dichas comunidades para el fomento de la lectura en las instituciones educativa; algunas de esos espacios son La Mochila Viajera, Hora del Cuento, Hora de la Fábula y Hora de la Tradición Oral, entre otras.

Opciones para compartir nuestro contenido