Avícola Salvadoreña atenta a impactos por fuga de amoníaco

La expansión del gas se dio en un radio de aproxima-damente 100 metros a la redonda de la fábrica, afectando a la comunidad de la colonia Guadalupe, de Soyapango, de forma especial a tres niños.

Foto: MARN/Periódico Equilibrium.

Mediante un comunicado de prensa, la empresa Avícola Salvadoreña S.A. de C.V. anunció que está atenta a cualquier impacto de la fuga de gas de amoníaco que es utilizado en la fábrica de Soyapango, para tomar las medidas pertinentes.

Igualmente trabajan en el proceso de determinación de las causas originarias de la fuga, la cual es considerada por los ejecutivos de la empresa como un hecho aislado.

Este accidente ha motivado a representantes de la empresa como a las autoridades pertinentes, a verificar la seguridad de las instalaciones y ejecutar las acciones necesarias para asegurar el cumplimiento de los procesos operativos.

La empresa, sin embargo, no se refiere específicamente a las personas que resultaron directamente afectadas por la inhalación de los gases en la colonia Guadalupe.

Los ejecutivos se congratularon de la rápida respuesta que se dio de parte de la planta colaboradora de la fábrica inmediatamente después de las primeras alertas, lo que permitió suspender las operaciones y evacuar la planta.

Informe del MARN

Tras la inspección de un equipo técnico del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, las autoridades informaron a través de las redes sociales sobre las observaciones.

Entre otras cosas se informó que la ruptura en una tubería de refrigeración de la empresa donde circula amoníaco, provocó que se liberaron unos 50 kilogramos de gas al ambiente y se esparció en un radio de 100 metros a la redonda y que “se presume que la ruptura se debió a una baja en la temperatura que congeló el agua en el interior del sistema de enfriamiento”.

Aunque autoridades de Salud dicen que el amoníaco es un gas corrosivo que se utiliza en la refrigeración industrial y que en grandes cantidades y exposición directa puede causar graves problemas en la salud, el MARN señala que este gas, por sus características, no es nocivo para el medio ambiente ni es una sustancia agotadora de la capa de ozono.

Opciones para compartir nuestro contenido