Aún hay que atender a víctimas de Irma en Cuba

Más de 3 millones de personas han tenido afectaciones en el suministro de agua y 2,262 centros educativos han resultado dañados tras el paso del Huracán Irma por la isla.

 

Por: Unicef.

El huracán Irma de categoría 5 en la escala Saffir-Simpson que impactó Cuba entre el 8 y el 10 de septiembre y causó la muerte de 10 personas, ha provocado graves daños en toda la isla, especialmente en las provincias de Camagüey, Ciego de Ávila, Sancti Spiritus, Villa Clara, Matanzas, Mayabeque y La Habana, donde se estima que 170.000 menores de edad se han visto directamente afectados.

Hasta el momento, más de 3 millones de personas han tenido afectaciones en el suministro de agua. Los distintos niveles de afectación a la infraestructura hidráulica se suman a la sequía que ya afectaba a la región desde hace cuatro años.

Además, el ministerio de Educación reporta que 2.262 centros escolares, 500 de ellos en La Habana, han sufrido daños, al igual que el 70 por ciento de los hospitales y policlínicos de los territorios afectados.

El reinicio del curso escolar es una prioridad para el país y se han creado condiciones para retomarlo en los primeros días después del desastre en los territorios afectados.

Sin embargo, en algunas localidades existen desafíos para su reinicio dado el número de instituciones colapsadas y severamente afectadas o que fueron utilizadas como centros de evacuación.

“UNICEF reconoce y confía en la fortaleza y solidaridad del pueblo de Cuba para enfrentar situaciones difíciles como esta y en una cultura social que ponga en el centro de su corazón y de sus esfuerzos el interés superior del niño”, expresó María Cristina Perceval, Directora Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe.

Opciones para compartir nuestro contenido