Ateneo de El Salvador reconocerá a grandes del arte

ateneo2

Para cerrar 2015, esta organización que aglutina a profesionales y personalidades del país quiere dejar una huella a través de un reconocimiento inédito al mérito artístico.

 

 

 

Fotos: Periódico Equilibrium.

Seis personalidades del país destacados en las ramas de la literatura, artes plásticas, música, danza, teatro y arte popular, recibirán la próxima semana un reconocimiento de parte del Ateneo de El Salvador.

El Presidente de la institución, José Manuel Bonilla y los directivos Omar Solórzano y Eduardo Antonio Fuente, explicaron que el reconocimiento pretende exaltar los dotes morales y las facultades intelectuales de los galardonados, por lo cual también trabaja el Ateneo de El Salvador, por la importancia que tiene el rescate de los valores de la cultura nacional.

Por eso mismo el jueves 26 de noviembre se entregará una estatuilla al literato David Escobar Galindo, al artista plástico Rubén Martínez, al músico German Cáceres Buitrago, a la danzarina Diana Aranda, al actor de teatro Antonio Lemus Simún y, como un reconocimiento póstumo al representantes del arte popular, Mauricio Bojórquez, el legendario Pánfilo a Puras Cachas.Ateneo3

Esta iniciativa del Ateneo quiere retomar el realce que merece el Día del Artista Nacional como lo estableció el Decreto Legislativo de agosto de 1972, para celebrarlo cada segundo sábado de noviembre y, por ello, de este año en adelante la entidad cultural entregará “El Ateneo”, como máximo reconocimiento que recibirá una persona que se dedique al arte y deje huella en el país.

La estatuilla es Atenea, la diosa de la Sabiduría, que eleva el símbolo del Ateneo de El Salvador.

Incluso, en el futuro se podrá reconocer a personas que no son populares pero que se encaminan por ese rumbo en virtud de su aporte al arte nacional, explicó el Presidente del Ateneo de El Salvador.

El próximo año estas personas galardonadas en 2015 se incorporarán al Comité de Propuestas para reconocer a artistas en las mismas áreas, pero con la posibilidad de expandirlas hacia la pintura, la caricatura o las ciencias y otras donde actúan personas que la población no conoce, dijo el directivo Omar Solórzano.

En cuanto al trofeo, Manuel Antonio Fuente agregó que se está dando con el objeto de ubicar a las personas galardonadas en la historia y no se trata de un reconocimiento fugaz, pues se pretende que las personalidades permanezcan indelebles en la historia para no olvidarlo nunca más.

En El Salvador no se ha dado importancia a las personas dedicadas al arte, pero a partir de 2015 Ateneo de El Salvador quiere hacer que estas trasciendan las fronteras y tengan reconocimiento en el mundo.

Álvaro Torres ha estado junto a importantes artistas del mundo, pero en El Salvador no se le ha dado la importancia que tiene el reconocimiento a este artista al que Fuente calificó como humilde.

Opciones para compartir nuestro contenido