América Latina y el Caribe abordarán temas de población y desarrollo

El Consenso supuso un gran aporte en cuanto a la visibilización de adolescentes y jóvenes como grupos especiales, el impulso de acciones en su favor y la garantía de sus derechos.

Foto: Periódico Equilibrium.

La Tercera Reunión de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de América Latina y el Caribe se celebrará en la ciudad de Lima, Perú, del 7 al 9 de agosto.

La reunión tiene entre sus objetivos examinar el proyecto de primer informe regional sobre la implementación del Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo.

Pero también presentará los avances nacionales de los gobiernos en la implementación de dicho documento y considerará una propuesta de plataforma virtual para el seguimiento del mismo.

El equipo organizador de la reunión espera la participación de todos los países miembros de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) así como representantes del sistema de las Naciones Unidas y de la sociedad civil.

Antecedentes

En la Reunión Extraordinaria de la Mesa Directiva de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de América Latina y el Caribe, celebrada en Santiago de Chile, del 7 al 9 de noviembre de 2017, los países de la región renovaron su compromiso respecto de la implementación y el seguimiento del Consenso de Montevideo sobre

Población y Desarrollo.

También reconocieron la contribución del seguimiento nacional y regional del Consenso de Montevideo al proceso de seguimiento y examen de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

El proyecto de informe fue elaborado por la Secretaría, con el apoyo del Fondo de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Unfpa) sobre la base de información proveniente de fuentes oficiales de los países, como censos nacionales de población y encuestas nacionales, entre otros.

El alcance

El seguimiento de este capítulo del Consenso de Montevideo se realiza en tres ámbitos. El primero corresponde a las medidas prioritarias de dicho Consenso, que contienen aspiraciones relativas al bienestar general del grupo, que son compartidas con la Agenda 2030 y otras agendas internacionales.

El segundo es más específico del Consenso, aunque también es compartido con la agenda regional de juventud y tiene conexiones con otras agendas y refiere a la medida prioritaria que apunta a que adolescentes y jóvenes participen activamente en la sociedad y en la toma de decisiones, en particular en los asuntos que les atañen.

Por último, el tercer ámbito está conformado por las medidas prioritarias relativas a la educación integral para la sexualidad.

Además del desafío educativo, persiste la marginación laboral entre adolescentes y jóvenes, cuyas tasas de desempleo son mucho mayores que en las otras edades y además se incrementaron en los últimos años debido a la crisis económica, en particular en Brasil.

La violencia, que afecta de diversas formas a este grupo, sigue siendo una gran preocupación y no hay signos de descenso, según el referido concenso.

Opciones para compartir nuestro contenido