ACODJAR previene la violencia en San Vicente, con arte musical

Un exitoso connacional que dirige la Cooperativa Financiera Unidad ACODJAR, visitó un instituto de investigación y una universidad de Canadá para exponer sobre la importante iniciativa.

Foto: Periódico Equilibrium.

El pasado 13 de marzo, el Instituto para la Investigación Comunitaria-Participativa (ICER por sus siglas en inglés) de la Universidad de British Columbia, en Canadá, invitó al Sr. Marlon Eric Henríquez, gerente general de ACODJAR de R.L., a que disertara sobre sus programas para la prevención de la violencia a través de las artes que está implementando en San Sebastián, San Vicente.

Hace aproximadamente dos años ACODJAR fundó una orquesta sinfónica juvenil en esta comunidad y, a la fecha, más de 140 jóvenes, incluyendo algunos personas rescatadas de la violencia, forman parte de esta transformadora experiencia artística. Esta proyección social llamó la atención del ICER, y por lo consiguiente quiso conocer de primera mano sobre dicha experiencia.

Debido a que, en las últimas décadas, lamentablemente El Salvador ha sido conocido más por su notoria violencia social que por su múltiples méritos y avances en muchas otras áreas, la creación de oportunidades de desarrollo humano para la niñez y la juventud es un tema que le interesa al ICER.

Voceros de este instituto de investigación sostienen que tanto los informes noticiosos como las investigaciones de universidades y ONGs indican que esta violencia social en El Salvador afecta principalmente a la juventud. “Por lo tanto, cualquier esfuerzo realizado para prevenir más violencia merece elogios”, sostuvo el director del ICER, Dr. Jon Corbett.

Agregó que “nos ha llamado la atención el importante trabajo en pro de la prevención de la violencia y el desarrollo de la niñez y la juventud que, a iniciativa de Henríquez, realiza ACODJAR”.

En su disertación, Henríquez explicó que estos programas son posibles gracias a fondos proveídos por la fundación de empleados y la responsabilidad social de ACODJAR, con lo cual se beneficia, principalmente, a la población de San Sebastián, pero que esperan poder expandir esta iniciativa a otros lugares.

“Estamos muy impresionados con la forma en que Henríquez y ACODJAR ayudan a la juventud y están transformado positivamente su comunidad a través de las bellas artes”, remarcó el Dr. Corbett en la carta de invitación que le enviaron a Henríquez.

A la luz de los muchos programas comprometidos con el desarrollo humano y el bienestar de la comunidad que ACODJAR ha estado implementando, el ICER se interesó en escuchar al propio Gerente General, disertar sobre su papel y visión en esta importante y positiva transformación comunitaria.

El profesional dijo que el ICER está interesado en escuchar y aprender sobre la experiencia personal de Henríquez y su capacidad de influir positivamente en la juventud a través de festivales internacionales de poesía que él organiza, así como de la escuela de música, la orquesta sinfónica y el estudio de danza comunitaria.

Un gesto inesperado

Además de la disertación en el ICER, Henríquez se presentó ante más de 250 estudiantes, docentes y miembros de la comunidad, en la cátedra de Antropología Cultural del salvadoreño-canadiense, Dr. Hugo De Burgos.

Entusiasmados con los resultados positivos que la orquesta juvenil de San Sebastián patrocinada por ACODJAR ha tenido, muchas de las personas asistentes se comprometieron a donar instrumentos musicales.

De hecho, una pareja de esposos, miembros de la comunidad que asistieron al evento entregaron a Henríquez, al final de la presentación, un hermoso saxofón soprano para la orquesta.

“Este fue un gesto simbólico muy importante y un momento muy emotivo ya que todos los asistentes ovacionaron a Henríquez con nutridos aplausos y poniéndose de pie”, dijo De Burgos.

Tanto las autoridades del ICER como de la Universidad de British Columbia quedaron muy agradecidos y satisfechos con la ponencia del invitado salvadoreño y el conocimiento que este compartió con el instituto en particular y con la universidad y la comunidad en general.

Henríquez es el segundo salvadoreño invitado este año por la Universidad de British Columbia a disertar sobre temas sociales.

El pasado 6 de marzo la reconocida abogada y activista social, Bertha María De León también estuvo disertando en dicha universidad sobre temas de índole legal y la justicia salvadoreña.

Este tipo de eventos son importantes para la comunidad salvadoreña porque ayudan a que en el extranjero seamos conocido más por las cosas positivas que podemos aportar al mundo que por la violencia social que estigmatiza a la población salvadoreña.

Opciones para compartir nuestro contenido