Abogado intentó usar a Sala para evitar servir en JRV

Llegó a alegar que el Tribunal Supremo Electoral le esta imponiendo una labor que, según él, constituía una especie de “trabajo forzado”, mismo que es prohibido por la Constitución.

Foto referencial: Periódico Equilibrium.

Al menos tres magistrados de la Sala de lo Constitucional resolvieron declarar improcedente un Amparo de un ciudadano llamado a integrar una de las Juntas Receptoras de Votos, quien pretendía que se declarara ilegal el llamado del Tribunal Supremo Electoral.

Eduardo Enrique Santos López, abogado de profesión, fue designado mediante sorteo hecho por el Tribunal Supremo Electoral para formar parte de una Junta Receptora de Votos en las elecciones de diputados para la Asamblea Legislativa y Concejos Municipales, del próximo 4 de marzo.

Según Santos López, con el llamamiento efectuado a su persona por parte del TSE, se le está imponiendo la obligación de efectuar una prestación de servicios de carácter personal sin que haya mediado su consentimiento para tales efectos, lo cual –a su criterio– podría configurarse como una especie de trabajo forzado, prohibido por el artículo 9 de la Constitución.

Afirmó que la situación de encontrarse obligado a realizar determinada conducta aún contra su voluntad, con el inminente peligro de ser sancionado si no cumple tal obligación, configura una transgresión a su derecho de libertad ambulatoria y a la libertad de determinación de su fuerza de trabajo.

La Sala le aclaró al abogado que tal exigencia se enmarca dentro de los deberes que como ciudadano le competen, especialmente si se atiende al criterio sentado en la sentencia de inconstitucionalidad 139-2013 relativa a la ciudadanización del proceso electoral.

Por eso mismo la obligación que pretende controvertir el demandante no extralimita los derechos y deberes que como ciudadano le corresponden, aunque él mismo esté en desacuerdo con su imposición y pese a que pueda ser sancionado por su incumplimiento.

“El derecho y el deber de formar parte del organismo electoral temporal como miembro de una Junta Receptora de Votos dentro del proceso eleccionario… se enmarca válidamente como un servicio al Estado que forma parte de los deberes políticos de los ciudadanos conforme al artículo 73 ordinal 3° de la Constitución”, concluyen los magistrados.

Opciones para compartir nuestro contenido